El rol de la partera en un parto en casa

La partera representa la figura femenina con experiencia que viene a aportar calma y saber a la futura mamá.

La partera representa la figura femenina con experiencia que viene a aportar calma y saber a la futura mamá. En el parto natural y en el parto en casa, la obstétrica o partera cobra un lugar muy especial, ya que justamente se define como aquella persona habilitada para la atención de embarazos, partos y puerperios normales.

La relación de la madre y la partera

Cuando la mamá ha decidido junto con su familia que el parto se desarrollará en su casa, la relación con la partera se va estableciendo desde los primeros meses del embarazo con esta premisa: llegar juntas a conocerse para alcanzar lo que la mujer embarazada ha logrado ir definiendo como un parto ideal. La relación se profundiza en las últimas semanas en las que se transmiten los detalles de lo que será el trabajo de parto.

Trabajo de parto con una partera

Cuando la futura mamá siente las primeras contracciones se lo comunica a la partera quien acude a la casa una vez que la mujer siente que llegó la hora de requerir su compañía, sin duda, cuando el trabajo previo ha comenzado.

La partera se mantiene en constante comunicación con el obstetra para tenerlo al tanto de cuándo su presencia será requerida en la casa. En el momento en que empiecen los primeros dolores fuertes, será la partera quien recordará a la parturienta, cuál era su plan ideal, cuáles eran sus sueños para este momento, cuáles eran los pasos acordados en relación a respiración, relajación y actitud. Luego, la ayudará a explorar las herramientas para poder hacerlo posible.

Para que un parto en casa cumpla con las condiciones ideales, la partera elegida debe tener el don de la sensibilidad, la empatía y la apertura suficientes como para entender que cada parto y cada mujer son diferentes.

El éxito de esta mujer que en épocas pasadas se conocía como “matrona”, depende sobre todo de su habilidad para poner sus propios recursos a favor de un parto saludable.

Te puede interesar

Síntomas del parto cercano

La señal más importante que indica que ha llegado el momento del parto es sin dudas el comienzo de las contracciones de parto. Sin embargo, existen también algunos otros síntomas que pueden alertarte sobre su proximidad.

La señal más importante que indica que ha llegado el momento del parto es sin dudas el comienzo de las contracciones de parto. Sin embargo, existen también algunos otros síntomas del parto que pueden alertarte sobre su proximidad.

Sensación de que el bebé está más bajo. Al prepararse para el canal de parto, el descenso del bebé presiona el pubis. Esto puede ocurrir unas semanas o momentos antes del parto.

Síntomas del parto

Aumento de las secreciones vaginales en el embarazo: pueden ser transparentes, rosa o con rastros de sangre. Es la pérdida del tapón mucoso, que puede producirse unos días u horas antes del parto.

Rotura de bolsa: es la descarga de flujo acuoso de la vagina, un líquido caliente que corre por los genitales. Esto puede ocurrir varias horas antes de que comiencen los dolores de parto o durante el parto.

¿Cuándo llamar a tu obstetra por tu síntomas de parto?

  • Siempre que se rompa la bolsa de aguas, incluso si no sientes dolor ni contracciones.
  • Si el bebé ha dejado de moverse en tu panza.
  • Si hay hemorragia vaginal distinta a las secreciones con rastro de sangre.

Si no tienes ninguno de esos síntomas, el método para identificar el momento para llamar a tu médico es calcular el tiempo entre una contracción y otra. Si las contracciones son intensas y regulares, se acorta el tiempo entre una y otra y moviéndote o cambiando de posición no te alivia el dolor, llama a tu obstetra.

Quédate tranquila, hay tiempo. Desde que se inicia el trabajo de parto hasta el nacimiento pueden pasar de 8 a 12 horas.

Te puede interesar