El rol del obstetra en un parto en casa

El obstetra es el que aporta en este momento su saber médico y técnico así como también sus dones de equilibrio y paciencia.

El obstetra es el que aporta en este momento su saber médico y técnico así como también sus dones de equilibrio y paciencia. El ginecobstetra trabaja en equipo junto con la partera. Se podría decir que su trabajo consiste en entender la fisiología del parto para saber actuar oportunamente cuando se produce un desvío.

¿Cómo atiende el obstetra el parto en casa?

El obstetra llega al domicilio convocado por la futura mamá o, en la mayoría de las veces, por la partera que le indica que el trabajo de parto ya se encuentra avanzado.

El médico trae un instrumental mínimo para la atención, para suturar un desgarro, si se produce, hacer una episiotomía si hay que hacerla, un aparato pequeño de monitorización electrónica portátil, tubos de oxígeno. El resto de los materiales necesarios ya están en la casa, comprados por los mismos padres por indicación del médico.

El médico que asiste a un parto en casa está atento a toda posible complicación mientras acompaña a la mujer desde otro lugar de contención, que implica un compromiso emocional y serio.

Aquellas futuras mamás que eligen el parto en casa señalan que su elección no busca negar los avances de la tecnología sino su uso indiscriminado. Quieren que las asista un médico, pero uno que acepte y acompañe sus elecciones para el parto.

Te puede interesar

Síntomas del parto cercano

La señal más importante que indica que ha llegado el momento del parto es sin dudas el comienzo de las contracciones de parto. Sin embargo, existen también algunos otros síntomas que pueden alertarte sobre su proximidad.

La señal más importante que indica que ha llegado el momento del parto es sin dudas el comienzo de las contracciones de parto. Sin embargo, existen también algunos otros síntomas del parto que pueden alertarte sobre su proximidad.

Sensación de que el bebé está más bajo. Al prepararse para el canal de parto, el descenso del bebé presiona el pubis. Esto puede ocurrir unas semanas o momentos antes del parto.

Síntomas del parto

Aumento de las secreciones vaginales en el embarazo: pueden ser transparentes, rosa o con rastros de sangre. Es la pérdida del tapón mucoso, que puede producirse unos días u horas antes del parto.

Rotura de bolsa: es la descarga de flujo acuoso de la vagina, un líquido caliente que corre por los genitales. Esto puede ocurrir varias horas antes de que comiencen los dolores de parto o durante el parto.

¿Cuándo llamar a tu obstetra por tu síntomas de parto?

  • Siempre que se rompa la bolsa de aguas, incluso si no sientes dolor ni contracciones.
  • Si el bebé ha dejado de moverse en tu panza.
  • Si hay hemorragia vaginal distinta a las secreciones con rastro de sangre.

Si no tienes ninguno de esos síntomas, el método para identificar el momento para llamar a tu médico es calcular el tiempo entre una contracción y otra. Si las contracciones son intensas y regulares, se acorta el tiempo entre una y otra y moviéndote o cambiando de posición no te alivia el dolor, llama a tu obstetra.

Quédate tranquila, hay tiempo. Desde que se inicia el trabajo de parto hasta el nacimiento pueden pasar de 8 a 12 horas.

Te puede interesar