¿Qué es el factor Rh y grupo sanguíneo?

El factor Rhesus es una proteína presente en los glóbulos rojos de la mayoría de personas. Comúnmente se la conoce como rh positivo o rh negativo. Por lo general, los bebés heredan el factor sanguíneo del papá.

El factor Rhesus y grupo sanguíneo es una proteína presente en los glóbulos rojos de la mayoría de personas. Comúnmente se la conoce como rh positivo o rh negativo. Por lo general, los bebés heredan el factor sanguíneo del papá.

¿RH negativo o RH positivo?

Depende de si tus glóbulos rojos presentan este factor de aglutinamiento o no. Esto se determina a través de un análisis de sangre.

Tu bebé tiene mayores posibilidades de heredar el mismo factor sanguíneo que el padre. Por lo tanto si tú y el papá del bebé son ambos RH positivo o ambos RH negativos no afectará en nada tu embarazo.

Sin embargo, si eres RH negativo y el papá RH positivo hay más posibilidad de que el bebé sea positivo y esto podría ocasionar una incompatibilidad sanguínea entre ustedes en el embarazo.

Dado que en algún momento puede haber un intercambio de sangre entre tu bebé y tú, al recibir sus glóbulos rojos con este componente extraño tu organismo desarrolla anticuerpos para eliminarlos.

Esto genera un tipo de reacción alérgica hacia el feto, también llamada sensibilización. Al eliminar sus glóbulos rojos el bebé puede sufrir de anemia, ictericia o problemas cerebrales y cardíacos.

En el primer embarazo esto no afectará en nada al bebé ya que los anticuerpos son producidos más adelante. Sin embargo es muy importante que tomes precauciones en caso de que planees futuros embarazos.

Para que no haya riesgos hay inyecciones de inmunoglobulina RH que se colocan en las 72 horas luego del parto y evitan la producción de anticuerpos que evita la sensibilización en futuras gestaciones. Esta vacuna también se debe colocar en casos de embarazos ectópicos o abortos.

Te puede interesar

La vacunación en el embarazo

Para proteger a la futura mamá y a su hijo en camino, es importante aplicar las vacunas necesarias fuera del primer trimestre de embarazo. Sin embargo, hay vacunas, como la de la influenza, que pueden aplicarse en cualquier periodo de la gestación.

Para proteger a la futura mamá y a su hijo en camino, es importante aplicar las vacunas necesarias fuera del primer trimestre de embarazo. Sin embargo, hay vacunas, como la de la influenza, que pueden aplicarse en cualquier periodo de la gestación. Infórmate sobre la vacunación en el embarazo que debes seguir.

La inmunidad de la madre se transmite al bebé durante la gestación. Esta protección materna resguardará al recién nacido hasta que pueda recibir sus primeras vacunas. Por esta razón, es muy importante que la mujer revise su calendario de vacunas para evaluar con su médico cuáles son las recomendaciones que deberá seguir antes, durante y después del embarazo.

Vacunación en el embarazo

  • El beneficio de vacunar a las mujeres embarazadas normalmente sobrepasa el riesgo potencial cuando se dan las siguientes condiciones:
  • Las probabilidades de exposición a una enfermedad son altas
  • La infección implicaría un riesgo para la madre o para el feto

Durante la gestación, y de acuerdo a la indicación del obstetra, se recomienda aplicar las siguientes vacunas:

  • Vacuna contra la hepatitis A y B: si la embarazada tiene alto riesgo de contraer la enfermedad.
  • Vacuna antigripal trivalente inactivada
  • Antimeningocóccica polisacárida y conjugada: sólo si la embarazada presenta algún riesgo.
  • Tétanos / difteria
  • Vacuna triple bacteriana acelular contra tétanos, difteria y pertussis: sólo si la embarazada presenta alto riesgo.

Asimismo, hay otras enfermedades prevenibles por vacunación que pueden ser poco frecuentes en tu lugar de residencia, pero que son comunes en otras regiones. Por este motivo, si piensas hacer un viaje internacional, no dejes de consultar sobre las vacunas recomendadas según sea el destino.

También, es importante saber la opinión de tu médico si trabajas en instalaciones relacionadas a la salud, o tienes ciertas enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión o afecciones cardiovasculares.

 

Te puede interesar