Berrinches y disciplina.Sugerencias y consejos

La disciplina no necesita tener una connotación negativa y no debe ser una palabra que se confunda con el castigo. La disciplina para tu bebé y niño se trata de establecer normas claras de convivencia y enseñarles sobre qué comportamiento es aceptable y cuál no lo es. El castigo físico no se considera un buen método para disciplinar a un niño. Por el contrario, la comunicación eficaz es una estrategia mucho mejor y ayudará a desarrollar la autoestima de tu niño.

Aquí hay un par de puntos clave para recordar:

• Asegúrate de que tú y tu pareja han discutido el método. Es importante mostrar una posición unificada.

• Tu hijo tendrá que aprender cuáles son tus límites. Dale la oportunidad de encontrarlos y no esperes demasiado de ellos de acuerdo con su edad.

• Dile lo que esperas de él y recuérdaselo cuando sea necesario. Por ejemplo, cuando llegues al parque dile a tu niño: "no empujamos ni golpeamos a nuestros amigos del grupo".

• Prepárate para demostrar que respetas el punto de vista de los niños pequeños.

• Elije tus batallas. Esto significa elegir las cosas en la vida que son realmente importantes para ti y deja clara tu posición frente a ellas.

• Una vez que digas que vas a hacer algo para disciplinarlo, Hazlo. Por ejemplo, si tu niño se ha comportado inapropiadamente en el parque y tú le habías dicho que los llevarías a casa si lo hacía de nuevo, debes estar preparado para salir del parque como lo habías prometido.

• Sé consistente con las reglas. Un niño pequeño necesita saber dónde se aplican para darle sentido a una situación.

• Incluso desde una edad temprana puedes mostrarle a tu niño las consecuencias de sus acciones. Por ejemplo, si ponen sus juguetes en el piso, entonces deben ayudar a guardarlos.

• Lo más importante es el refuerzo positivo de los buenos comportamientos ya que es una herramienta de aprendizaje mucho mejor que las palabras negativas. Así que aliéntalo cuando haga bien las cusas y verás el increíble efecto que esto tiene.

Si sientes que estás teniendo problemas para establecer límites claros para tu niño, habla con tu pediatra para obtener apoyo y orientación.

Consejos para acompañar a tu bebé en esta etapa

Tu amor y tu apoyo son los pilares fundamentales para tu bebé y su crecimiento. Y cuando está dejando los pañales también te necesita. Aquí te dejamos algunas recomendación.

¿Tu bebé da señales de querer dejar los pañales? Estas son algunas recomendaciones para que juntos puedan lograrlo.

Es recomendable que coloques un orinal en el suelo en vez de subir al bebé al inodoro porque le puede dar miedo caerse. También puedes usar un asiento para inodoro y un banquito o algo para que tu bebé apoye los pies.

Otra opción es empezar esta etapa de enseñanza utilizando ropa interior de entrenamiento, también conocida como pull-ups o calzoncillos de aprendizaje. A la mayoría de los bebés les gusta sentir que ya son grandes y si les pones algo parecido a un calzoncillo o calzoncitos sentirán que ya lo son.

Si tu bebé tiene un accidente mientras utiliza la ropa interior de entrenamiento, no lo retes. Es bueno que seas paciente y mantengas la calma.

Es recomendable que esperes a que tu bebé te avise cuando tenga ganas de hacer pipí o caca. O bien, habla con él para que te diga en el momento que quiere sentarse en la bacinilla o en el inodoro.

Si pasan más de cinco minutos y tu bebé no hace ni popó ni orina, levántalo y no lo retes, es preferible decirle que más tarde lo pueden volver a intentar, alentándolo a que te avise. Dale sonrisas, aplausos y elogios.
Con seguridad habrá ocasiones en que lo dejes en el inodoro y no haga, pero después de que le pongas el pañal hace popó o pis. Es común que eso suceda porque se siente más seguro y más cómodo con el pañal ya es que un objeto conocido. Recuerda que a tu hijo se lo tiene que preparar psicológicamente de a poco.

¿Qué pasa si tu bebé no quiere hacer popó en el inodoro o en la bacinilla, pero sí orinar? Ponle el pañal para defecar y dile que comprendes que no quiera hacerlo en el inodoro, pero trata de convencerlo con juegos y sin presiones. Es muy bueno que lo alientes porque no sirve de nada tratar de acelerar el proceso. Lo mejor es que lo hagas que sentirse seguro.

Tu bebé también se puede acostumbrar a estar sin pañales si lo sientas en el inodoro o en la bacinilla: primero con ropita y después quitándole el pañal. En ese momento él probablemente quiera jugar, así que trata de no retarlo porque es natural. Esto lo puedes hacer siempre y cuando el baño esté limpio y desinfectado.

Es recomendable que busques que tu bebé vaya al baño con sus hermanos o con su papá para que vea y aprenda. Si es nena, que vaya contigo o con sus hermanas. A los niños pequeños siempre les gusta imitar a sus papás y a los adultos en general.

Una vez que haya aprendido poco a poco a ir solito al baño, es muy importante que le enseñes la importancia de lavarse las manos al terminar.

Te puede interesar