Consejos para el entrenamiento para ir al baño de niños

El entrenamiento para ir al baño de los niños puede parecer una tarea un poco confusa. ¿debería empezar de pie o sentado? ¿Cuándo debo esperar para obtener resultados? ¿Qué tan importante es un modelo masculino? Al buscar las respuestas es importante recordar que cada niño progresa de forma diferente y no hay manera correcta o incorrecta y aunque, en promedio, los chicos tienden a tomar unos meses más que las chicas, no es nada para preocuparse. Sin embargo, una cosa es cierta, hacer que el proceso sea divertido y gratificante te ayudará a ti y a tu niño a tener éxito.

Guía paso a paso

Éstos son algunos pasos claves del entrenamiento para ir al baño que tú y tu hombrecito pueden seguir para poner en marcha las cosas sin muchos problemas:

¿Adaptador de baño para niños o bacinilla?

En realidad, todo depende de ti y de tu hijo, lo importante es que ambos se sientan cómodos con la elección, aunque a menudo puede ser una buena idea comenzar el entrenamiento con una bacinilla ya que son más fáciles de usar para los niños más pequeños y son convenientemente portátiles. "Los baños para grandes" pueden parecer un poco intimidantes al principio y eliminar los nervios es una clave para motivar a los niños a adoptar nuevos hábitos. Permitirle elegir su propia bacinilla puede hacer que la transición sea más fácil.

Sentado vs parado

Al principio, algunos niños pequeños encuentran aterrador orinar estando de pie, así que, si este es el caso, simplemente empieza el entrenamiento sentado. Sin embargo, tu hijo puede no tener ningún problema en absoluto, especialmente si está tratando de copiar los modelos masculinos en su vida, entonces puedes empezar de pie, aunque no está de más decir que debes esperar muchos más desastres.

Muéstrale cómo se hace

A los niños pequeños les encanta ser como su papá o su hermano mayor y aprenden mucho imitando a las personas que lo rodean, así que ver a otro hombre sentado o levantarse del baño es una gran manera de mostrarle cómo se hace y también es una muy buena manera de ayudarle a ganar la confianza para que lo intente por sí mismo. No te preocupes si no hay modelos masculinos adecuados cuando él esté listo para comenzar el entrenamiento, solo demuéstrale cómo sentarse, luego, él puede aprender a levantarse.

Sé paciente

El entrenamiento para ir al baño es un gran cambio para los niños y no se trata de una carrera, los accidentes ocurren y es importante intentar ser positivo durante todo el proceso. Si tu hijo rechaza la bacinilla, no trates de presionarlo, él la apreciará cuando esté listo.

Usa Huggies Pull-Ups para el entrenamiento de ir al baño para "niños grandes"

Compra Huggies Pull-Ups para niños en el supermercado y ayúdalo con el proceso de formación de hábitos de higiene. Estos pañales han sido diseñados específicamente para ayudarle a aprender los pasos más importantes del entrenamiento para ir al baño, incluyendo la parte de subirse o bajarse los sus pantaloncitos y a entender la diferencia entre estar seco y estar mojado. Además, se divierten con los motivos de las películas de Disney, Toy Story y Cars que seguro les van a encantar.

Aquí hay algunas maneras de ayudar a hacer que el entrenamiento sea una experiencia divertida para tu pequeño:

Apuntar a un objetivo puede ser divertido.

Algunos niños tienen gran éxito con esta sencilla y práctica idea. Simplemente coloca un blanco dentro de la bacinilla o el sanitario y pídele a tu pequeño que apunte al objetivo. Esto hará que se mantenga enfocado en el centro de la taza y con algo de práctica, significará menos desastres que limpiar.

El colorante de alimentos puede funcionar.

Trata de poner algo de colorante de alimentos en el baño para que sea divertido, tu niño podrá ver cuando el color azul se convierte en verde o el rojo se convierte en naranja.

Consejos para acompañar a tu bebé en esta etapa

Tu amor y tu apoyo son los pilares fundamentales para tu bebé y su crecimiento. Y cuando está dejando los pañales también te necesita. Aquí te dejamos algunas recomendación.

¿Tu bebé da señales de querer dejar los pañales? Estas son algunas recomendaciones para que juntos puedan lograrlo.

Es recomendable que coloques un orinal en el suelo en vez de subir al bebé al inodoro porque le puede dar miedo caerse. También puedes usar un asiento para inodoro y un banquito o algo para que tu bebé apoye los pies.

Otra opción es empezar esta etapa de enseñanza utilizando ropa interior de entrenamiento, también conocida como pull-ups o calzoncillos de aprendizaje. A la mayoría de los bebés les gusta sentir que ya son grandes y si les pones algo parecido a un calzoncillo o calzoncitos sentirán que ya lo son.

Si tu bebé tiene un accidente mientras utiliza la ropa interior de entrenamiento, no lo retes. Es bueno que seas paciente y mantengas la calma.

Es recomendable que esperes a que tu bebé te avise cuando tenga ganas de hacer pipí o caca. O bien, habla con él para que te diga en el momento que quiere sentarse en la bacinilla o en el inodoro.

Si pasan más de cinco minutos y tu bebé no hace ni popó ni orina, levántalo y no lo retes, es preferible decirle que más tarde lo pueden volver a intentar, alentándolo a que te avise. Dale sonrisas, aplausos y elogios.
Con seguridad habrá ocasiones en que lo dejes en el inodoro y no haga, pero después de que le pongas el pañal hace popó o pis. Es común que eso suceda porque se siente más seguro y más cómodo con el pañal ya es que un objeto conocido. Recuerda que a tu hijo se lo tiene que preparar psicológicamente de a poco.

¿Qué pasa si tu bebé no quiere hacer popó en el inodoro o en la bacinilla, pero sí orinar? Ponle el pañal para defecar y dile que comprendes que no quiera hacerlo en el inodoro, pero trata de convencerlo con juegos y sin presiones. Es muy bueno que lo alientes porque no sirve de nada tratar de acelerar el proceso. Lo mejor es que lo hagas que sentirse seguro.

Tu bebé también se puede acostumbrar a estar sin pañales si lo sientas en el inodoro o en la bacinilla: primero con ropita y después quitándole el pañal. En ese momento él probablemente quiera jugar, así que trata de no retarlo porque es natural. Esto lo puedes hacer siempre y cuando el baño esté limpio y desinfectado.

Es recomendable que busques que tu bebé vaya al baño con sus hermanos o con su papá para que vea y aprenda. Si es nena, que vaya contigo o con sus hermanas. A los niños pequeños siempre les gusta imitar a sus papás y a los adultos en general.

Una vez que haya aprendido poco a poco a ir solito al baño, es muy importante que le enseñes la importancia de lavarse las manos al terminar.

Te puede interesar