El cumple de 2 en casa: animación

¿Quién dijo que un cumple en casa sería aburrido? Sigue estos consejos y ¡convertite en una verdadera animadora!

La opción de la fiesta en casa ha caído un poco en desuso frente al auge de peloteros y salones.

Para los chicos, sin embargo, resulta una experiencia novedosa y hasta excitante.

Tiene la ventaja de integrar el mundo de su casa con el mundo de lo social y sin duda el cumpleaños tiene más personalidad que los que se hacen en serie.

¡A pura diversión!

Si la idea es ahorrar, tendrás que evitar contratar animadores, pero no por eso dejar al azar la organización de la fiesta. Lo que no debe faltar es una selección de música pegadiza y que los chicos conozcan. Luego, con organizar unos juegos sencillos y tradicionales como el baile de la escoba y la búsqueda del tesoro, los tendrás divertidos.

Recuerda que para ellos esto es muy novedoso. No te olvides de asegurarte que haya premios para todos.

No es muy recomendable usar disfraces de payasos u otros que llevan caretas o la cara muy pintada. Es muy común que esto provoque el efecto inverso al deseado. Los chiquitos, al menos hasta los 4 años, pueden asustarse mucho incluso aunque vean aparecer a su personaje favorito.

Si quieres que anime alguien con disfraz lo ideal es que se vaya cambiando delante de los chicos como parte del show.

Otra buena opción son los magos y los juegos de magia que nunca fallan.

Te puede interesar

Juegos para bebés de 07 a 12 meses: bloques para armar

Una forma de estimular la motricidad fina del bebé es enseñándole a apilar bloques uno arriba del otro o uno al lado del otro. Así también aprenderá sus primeras nociones acerca del volumen de las cosas.

Los bebés de 7 a 12 meses pueden agarrar objetos usando sólo sus deditos.

Pueden también sostener objetos con facilidad y pasarlos de una mano a la otra.

Permítanle manipularlos, sacudirlos dentro de recipientes, empujarlos y colocarlos en un canasto. Le encantará también derribar los ladrillos y golpearlos entre sí.

Esto requerirá de bastante práctica, por lo tanto no se preocupen si le lleva algunas semanas dominar esta actividad.

Usen este tiempo para conversar con su bebé acerca de los distintos colores y formas de los bloques.



También les recomendamos aprovechar este juego para demostrarle la relación causa-efecto, ayudándolo a construir una torre y anunciando “¡se caen todas!” cuando su bebé las golpee para derribarlas.

Te puede interesar